FIGURES I REGLES PER WARGAMES DELS SEGLES XVI I XVII

- Confiem amb Deu - digué el capità desprès de explicar les ordres.
- I amb els Dotze Apòstols - afegí un vell mosqueter, tocant els penjarolls de la seva bandolera plens de càrregues de pólvora pel seu mosquet.

sábado, 29 de octubre de 2011

** REGLAS PARA CAMPAÑAS EN LOS SIGLOS XVI Y XVII ** 4 - BAJAS

  4 - BAJAS:
  Esta regla está prevista por si jugamos nuestras batallas con unas reglas que tengan en cuenta las bajas de las unidades para los efectos sobre la moral. Aunque también las podemos tener en cuenta si no utilizamos unas reglas que para las cuestiones de moral utilicen las bajas de las unidades, podemos adaptarlas o incluso si se quiere ignorarlas.

  4.1 Bajas en las batallas:
  Las bajas tenidas por una unidad en una batalla se dividirán de la siguiente forma:
·         2/5 – Serán muertos o demasiado heridos para volver a luchar.
·         1/5 – Heridos leves, que podrán reincorporarse a su unidad para luchar en menos de una semana.
·         1/5 – Heridos de consideración, necesitarán 15 días para su total recuperación.
·       1/5 – Heridos graves, será necesario que para su total recuperación transcurra el periodo de un mes.
  
  Las tropas que se vean obligadas a retirarse después de una batalla o sea que abandonen el campo. Dejarán a los heridos graves en el campo de batalla y serán hechos prisioneros por el enemigo. Pasado su periodo de recuperación podrán ser reclutados por el capturador y encuadrados como tropas mercenarias.

  4.2 Bajas por deserción:
  Cuando una unidad sea derrotada en un combate, y esta derrota le obligue a dejar la mesa, parte de sus soldados serán baja a causa de la deserción o desaparición. Esta parte vendrá dada por el grado de entrenamiento de la unidad, si en nuestras reglas de combates sobre las mesas las utilizamos. Podemos utilizar la clase A como la más alta, y la clase E como la más baja.
  La clase A serían todas las tropas con un entrenamiento, equipamiento y moral excelentes, es decir la élite de nuestros ejércitos, aunque a veces de difícil control. La clase B serían las tropas veteranas, curtidas en combate, con equipamiento y/o moral alta. Las tropas de clase C son las de la mayoría de los ejércitos, entrenados, disciplinados y suficientemente equipados. La clase M serían la de los mercenarios, es decir los soldados que luchan por un país pero que prefieren no morir por él. Su entrenamiento y equipo serían igual a los de clase C. La clase D correspondería a tropas con alguna carencia, en entrenemiento, equipo y/o moral. Y por último la clase E que corresponsería a tropas pobremente equipadas, entrenadas y/o muy faltas de moral.
  Las bajas por deserción según la clase de las tropas son las siguientes:
·         Clase A = 1 baja por cada 7 hombres.
·         Clase B = 1 baja por cada 6 hombres.
·         Clase C = 1 baja por cada 5 hombres.
·         Clase M = 1 baja por cada 4 hombres.
·         Clase D = 1 baja por cada 3 hombres.
·         Clase E = 1 baja por cada 2 hombres.
  Estas bajas se sumarán a las tenidas en la batalla y junto a los muertos, heridos y prisioneros, determinarán el número de figuras a eliminar de la unidad para las próximas batallas.

  4.3 Bajas de Oficiales:
  Cuando una unidad sea tirada o entre en combate cuerpo a cuerpo, también contará para estados mayores, si entra en línea de fuego o es atacado. El oficial o general al mando de la unidad podrá ser baja. Cuando la unidad pierda una figura, si las reglas de juego sobre mesa lo contemplan así, por ejemplo: para saber a cual figura eliminar. Si no lo contemplan podemos utilizar si la unidad se desbanda o es eliminada de la mesa de juego y adaptarlo a esta regla. Lanzaremos un dado d6, si sale un 1, el oficial al mando de la unidad se habrá visto afectado, si sale otro número, estará ileso.
  Volveremos a lanzar otro dado, el resultado será la suerte que corra el oficial:
  1 y 2 = Oficial muerto.
  3 y 4 = Oficial herido grave.
  5 = Oficial herido leve.
  6 = Oficial ileso.
  Cuando el oficial es muerto o herido grave o leve puede condicionar a la moral de la unidad durante la batalla. Tres heridas leves hacen una grave.
   Si un oficial es herido grave, se lanzará un dado de 6d, para saber el tiempo necesario para recuperarse, excepto para los mayores de 70 años que se retirarán directamente.
  Según el número salido se acudirá a la siguiente lista:
1.      Si es mayor de 65 años, se retirará del servicio. Si es menor de 65, volver a tirar, 1 y 2 se retira por mutilación; el resto continúa en servicio pero mutilado, si recibe otra herida grave deberá retirarse.
2.      Si es menor de 60 años, tardará un año en recuperarse. Si es mayor de 60 años tratar como menor de 65 años.
3.      Si es menor de 55 años, tardará 6 meses para recuperarse, si es mayor de 55 tratar como menor de 60 años.
4.      Si es menor de 50 años, tardará 4 meses en recuperarse. Si es mayor de 50 tratar como menor de 55 años.
5.      Si es menor de 45 años, tardará 2 meses en recuperarse. Si es mayor de 45 años tratar como menor de 50 años.
6.      Si es menor de 40 años, se recuperará al mes. Si es mayor de 40 años, tratar como menor de 45 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario