FIGURES I REGLES PER WARGAMES DELS SEGLES XVI I XVII

- Confiem amb Deu - digué el capità desprès de explicar les ordres.
- I amb els Dotze Apòstols - afegí un vell mosqueter, tocant els penjarolls de la seva bandolera plens de càrregues de pólvora pel seu mosquet.

sábado, 9 de octubre de 2010

COMO MONTAR UNA CAMPAÑA PARA WARGAMES (2)

Bueno supongamos que nos hemos decidido ya por crear nuestro propio continente, país, isla , etc. Esta elección tiene sus ventajas, si lo hacemos adecuadamente, no solo lo utilizaremos para una campaña, sino que nos dará para muchas campañas. Ya que podemos crear precedentes para futuras acciones, como tradicionales amistades o enemistades entre los habitantes de nuestro "mundo" de ficción. Desarrolar las civilizaciones que lo habiten si es el caso, etc.

Si nos hemos embarcado en esta aventura lo primero que necesitamos es un mapa. Su tamaño dependerá del grado de operaciones que quieras realizar. Nosotros mismos seguramente nos limitaremos. Podemos empezar en un rincón de nuestro mundo para más tarde irnos expandiendo así como se suceden los acontecimientos. Ese rincón puede ser una península de un gran continente, una gran isla. Todo dependerá del tiempo y el esfuerzo que querramos dedicarle, aunque lo más seguro es que vayamos añadiendole cosas así como pase el tiempo.

A partir de ahora tendremos que dejar que nuestra imaginación se ponga a trabajar para conseguir un mapa de nuestro "mundo". Hay varias maneras de conseguirlo, las más sencillas son trabajar sobre mapas de mundos de ficción como por ejemplo: "El Señor de los Anillos" u otras obras por el estilo. Si los elegimos ya tendremos mucho trabajo hecho. Ya que lo único que tendremos que hacer es agrandar el mapa de un tamaño dina4, por ejemplo, a un trozo grande de papel, pongamos 1 metro por 90 centímetros. Incluso al hacerlo, por cualquier metodo que creamos más adequado, aquí la ofimática nos ofrece una ayuda inestimable, podemos añadir cosas de nuestra propia cosecha.

Otra manera es utilizar mapas de lugares a los que hemos visitado en vacaciones, y ponerlos del revés, o añadirles otros mapas y juntos formar nuestro continente. Tenemos un abanico de posibilidades enorme. Utilizar estos mapas en un tamaño más grande del que tendrían en realidad. Y como última opción crearlo todo a nuestro gusto, sin ningún esquema predeterminado.

Una vez que ya tenemos nuestro mapa deberemos añadirle el terreno, terrenos abiertos, bosques, colinas, montañas, rios, lagos, pantanos, etc. Aquí creo oportuno indicar que la mejor manera de rellenar el terreno de nuestro mapa, es trabajar sobre plantillas hexagonales, es decir tener nuestro mapa dividido en espacios hexagonales. Esto nos permitirá unas enormes ventajas más adelante y ahora en delimitar los distintos tipos de terreno que tendremos en nuestro mapa. Recomiendo por lo tanto dibujar nuestro mapa, el que vayamos a utilizar en campañas, sobre un papel dividido de antemano en espacios hexagonales. Hay muchas maneras de hacerlo, se puede encontrar en papelerias hojas ya impresas, o podemos hacerlo nosotros por el modo que creamos más conveniente. Yo hace años dibujé, con la ayuda de un papel milimetrado, un folio con hexágonos, esta ha sido mi plantilla durante muchos años y sigue siéndolo, ahora con la ayuda de la informática se me hace más sencillo. Deberemos por lo tanto decidir que hexágonos son de un tipo de terreno y cuales de otro, una manera de hacerlo es con dados, dar a cada número del dado un equivalente en terreno y lazar el dado para cada hexágono o grupo de hexágonos, o hacerlo según creamos que debemos ponerlo, nuestra imaginación es la que decide. Aquí hay una cosa a tener en cuenta y es que normalmente las fronteras entre paises, suelen seguir las líneas naturales. Las líneas que delimitan las fronteras entre paises suelen ser ríos, montes, lagos y otros por el estilo. También a la hora de rellenar el terreno hay que ser un poco consequente con las limitaciones climatológicas, no podemos tener en un hexágono un desierto y justo al de al lado una selva tropical con ríos, ¡todo puede ser! pero no es lo normal. Para finalizar en esto, hay un juego de mesa, creo que se llama, sino estoy equivocado, "las Fuentes del Nilo" de Avalon Hill, que tiene un sistema de cartas muy bueno que nos puede ayudar en esta fase de poner el terreno y en otras como las ciudades habitantes etc.

Por mi parte yo suelo utilizar últimamente los mapas ya hechos. Mis primeras campañas fueron sobre mapas inventados completamente por mi, pero me sucedió un día un accidente con uno de esos mapas, mi hijo de pocos meses consiguió hacerse con el que estaba utilizando para mi campaña sin que nadie se diera cuenta, cuando llegué del trabajo el trocito más grande del mapa era del tamaño de una foto de carnet y lo peor del caso es que no tenia duplicado, la campaña debió acabar casi si haber empezado. Ahora escarmentado suelo utilizar mapas de lugares verdaderos cambiando cosas, en una campaña utilicé el mapa de Mallorca al reves y el que utilizó ahora es una isla que es la provincia de Huesca, así puedo hacerlos de nuevo si sucede algún accidente. Suelo agrandar el mapa, pongo el mapa original sobre mi plantilla de hexágonos y luego hago que cada hexágono del primer mapa se convierta en varios en el que voy a utilizar como mapa de campaña. Asi que tengo un mapa hecho con varias hojas pegadas con celo u otro modo.

Espero que estos consejos os sirvan para que os animeis a empezar una campaña.

Continuará ...

Inspirado y basado en Setting up a Wargames Campaign de Tony Bath.

No hay comentarios:

Publicar un comentario